Una reunión imposible en el Polo Sur

Fotografías de Olav Bjaaland, de la expedición de Amundsen y de Lawrence Oates, de la expedición de Scott, sobre una captura de Google Street View (Ricard Martínez, 2013)

El 14 de diciembre de 1911, la expedición de Roald Amundsen llegaba al polo Sur. Era la primera vez que alguien lo conseguía. 

Nada se supo de la expedición del Terra Nova, dirigida por el capitán Robert Falcon Scott. Ambas habían salido casi al mismo tiempo desde sus respectivos campamentos, situados en lugares opuestos de la bahía de las Ballenas, junto al mar de Ross.

Solo en noviembre de 1912, un expedición organizada para buscarlos, logró hallar los cuerpos de Scott y dos de los componentes de su expedición. Los diarios y las fotografías que conservaban revelaron que habían llegado al polo Sur el 18 de enero de 1912. Allí pudieron descubrir la tienda que había dejado Amundsen unas semanas antes. 

Sobre una captura de pantalla de Google Street View del memorial del Polo Sur, se escenifica una reunión imposible. A la izquierda, la expedición Roald Amundsen, Herlmer Hansen, Sverre Hassel y Oscar Wisting frente a la tienda de campaña que erigieron. La foto está tomada por el quinto miembro de la expedición, Olav Bjaaland. En el centro, la expedición del Terra Nova. Scott, Bowers, Wilson y P. O. Evans. La foto esta tomada por Lawrence Oates.

Los fotógrafos no salen en las fotos.

15 de octubre de 1940. Fusilamiento de Lluis Companys

Patio de armas del Castillo de Montjuic. En el recuadro, Lluis Companys, presidente de la Generalitat, es conducido al cosejo de guerra, horas antes de ser fusilado (Archivo Varela, 14 de octubre de 1940)
Refotografía de Ricard Martínez, 2011.
Esta fotografía del recuadro fue publicada por primera vez por Casilda Güell en 2006 (*). Formaba parte de un grupo de cuatro. En ellas se distinguía a Lluís Companys, mientras cruzaba el patio de armas de Montjuic, para dirigirse a la sala donde se realizaba el consejo de guerra sumarísimo, que lo condenaría a muerte a las pocas horas. 

(*) GÜELL, Casilda. Lluís Companys inèdit: El símbol més enllà de l'homeEsfera dels Llibres, Barcelona, 2006

12 de octubre de 1936, la batalla del Paraninfo

Salamanca, Calle del Obispo Plá y Deniel. En el recuadro, el hasta entonces rector de la Universidad de Salamanca, Miguel de Unamuno, es acompañado hasta la puerta de la Institución por un grupo de uniformados que realizan el saludo fascista. (Fotógrafo desconocido, 12 de octubre de 1936. Ricard Martínez, 2011)


El 12 de octubre de 1936, en Salamanca, tuvo lugar la llamada Batalla del Paraninfo, durante un acto organizado para conmemorar el Día de la Raza. Se trataba de una celebración en periodo de guerra ­­-la Guerra Civil Española-, en una ciudad convertida en capital y cuartel general del bando insurgente. La conmemoración consistía en una serie de discursos pronunciados en el paraninfo de la Universidad de Salamanca, ante una congregación de asistentes, muchos de ellos armados. La programación fue interrumpida por un enfrentamiento entre Miguel de Unamuno -rector de la Universidad- y el general Millan Astray. En dicho combate dialéctico se acuñaron frases célebres como "Venceréis, pero no convenceréis", "mueran los intelectuales" o "Don Miguel, salga por aquí, deprisa".

El relato más difundido de los hechos está recogido en el libro La Guerra Civil Española, de Hugh Thomas (*) y que también se incluye en la entrada de Wikipedia de Unamuno que he referido antes. Aunque hay un relato algo anteriorpublicado en el diario ABC, por José María Pemán, quien pronunció uno de los discursos programados en el mencionado acto.

Existe, finalmente la imagen incluida en la refotografía superior. En ella aparecen Unamuno junto al obispo de Salamanca Enrique Plá y Deniel. Están rodeados de falangistas que, con el brazo en alto, parecen proferir consignas o, quizás cantar algún himno. El rector y el obispo se dirigen a un coche estacionado frente a una de las puertas de la Universidad, precisamente la que da a la calle que actualmente lleva el nombre del mencionado obispo. Esa puerta es la más cercana al Paraninfo. No he podido encontrar ningún dato del fotógrafo, que, por cierto, tomó la instantánea desde el recinto elevado y cerrado por cadenas de la Catedral de Salamanca, justo en frente.

Unamuno sería destituido de su cargo de rector de la Universidad esa misma tarde, y moriría diez semanas después. 

Solo las piedras y algún falangista continúan hoy en su sitio en esta refotografía.



* THOMAS, Hugh. La Guerra Civil Española, Editions Ruedo Ibérico, París, 1967. Pp 400-401.

Ruta Centelles. Especial Aniversario 2013


Fotografía y dibujo de una de las piezas de la instalación Forats de Bala, con imágenes de Agustí Centelles tomadas durante la insurrección militar del 19 de julio de 1936 en Barcelona. (Dibujo de GA, Refotografia de Ricard Martínez, 2013)

El 18 de julio de 1936 se desencadenó la insurrección militar que desembocó en la Guerra Civil Española. El día 19, dicha sublevación llegó a Barcelona. Durante algo más de 24 horas, Agustí Centelles retrató en las calles de la ciudad la transformación de un Estado en un campo de batalla.

Hace ya un tiempo que, para conmemorar esta fecha, organizamos una visita por los escenarios de la fotografías que tomó Centelles durante aquella jornada.

Fecha:                           Sábado, 20 de julio de 2013
Hora:                             10.30h
Duración aproximada:     3h
Punto de encuentro:       Diputació-Llúria (ver mapa)
Inscripciones:                info@arqueologiadelpuntdevista.org

MENJADOR GASTRONÒMIC NÚM. 1. EL HOTEL RITZ, CONVERTIDO EN COMEDOR POPULAR

Cola para acceder al  menjador gastronómic núm 1, habilitado en el entonces Hotel Ritz,
 que fue colectivizado durante la Guerra Civil Española. La foto se superpone a otra tomada en el mismo lugar, el salón Gran Vía, del actual Hotel Palace, de Barcelona.
(John Langdon-Davis, Arxiu de Sant Feliu de Guíxols. Salón Gran Vía, Josep Cortés para Hotel Palace Barcelona 5* GL. Refotografia de Ricard Martínez, 2013)

En un post reciente, se mostraba una foto de una cola de curiosos para ver la estatua de Napoleón, tras el derribo de la columna Vendôme. Hoy mostramos otra cola. En este caso la cola la hacen Barceloneses para acceder al comedor popular instalado en el Hotel Ritz, tras su colectivización durante la Guerra Civil Española. En la actualidad, en esta misma ciudad, existen 27 comedores sociales, según la guía Donde comer, dormir, lavarse, publicada por la comunidad de San Egidio. De estos, 17 son municipales, el resto pertenece a diversas entidades privadas. Ninguno de ellos se encuentra en un Hotel colectivizado como el de la foto.

Versatile Bloggers Awards


Hemos recibido un reconocimiento por partida doble. Dos blogeros, Gonzalo Berger y Agus Giralt nos  han otorgado, casi a la vez, el Versatile Blogger Awards. Queremos agradecerles este reconocimiento, tambien por partida doble. Primero por es algo que se otorga de blogero a blogero. Y eso recuerda la naturaleza directa de este medio de comunicación. Pero también, porque ambos están especializados en historia. Y eso recuerda el duro trabajo de documentación necesario para que ambas disciplinas puedan colaborar eficazmente. 

Este premio tiene otras responsabilidades que hay que cumplir y que pasamos a detallar:

1. El galardonado tiene que agradecer la mención a la persona que le ha otorgado el galardón. Eso no es un requisito, sino una norma de educación, que, ya ha sido cumplida, pero que hacemos aquí de manera pública.

2.  Tambien debe incluir un enlace al blog de la persona que le ha otorgado el premio. Ahora ya esta hecho por duplicado:

http://pedraipaper.blogspot.com.es/
http://memoriadesants.blogspot.com.es/

3. Debe, además, presentar 10 blogs que, a su juicio, merezcan ese mismo premio. Aqui están:

Klett and Wolfe. El trabajo colaborativo sobre refotografía en un paraje ancestral, de Mark Klett y Byron Wolfe.

Xnem. Xavier Mulet, un viajero a bordo de cámaras y fotos.
Documentación Fotográfica. Blog de Juan Alonso Fernandez, especializado en la gestion de la fotografia, desde el punto de vista archivístico.  

Barcelona Photobloggers. Un exhaustivo blog, conducido a catorce manos y dedicado a todo lo que acontece sobre fotografia en Barcelona.

El otro blog de Fotografía. Opiniones e informaciones meditadas sobre lo que se ve a través de la fotografía, por Pedro Arroyo.

Cistella de llum. Reflexiones fotográficas por el docente y fotógrafo Francesc Vera.

L'Album del Jep. Investigaciones sobre historia de la fotografía del siglo XIX del historiador y archivero Jep Martí. 

The W side. Interesantes reflexiones, especialmente sobre edición gráfica y la gestión de la información, a cargo de David Airob.

Guillem Martínez. En este blog, Guillem Martínez fraguó, en directo, una verbalización de la CT que han podido compartir y actualizar muchos usuarios. Siempre es interesante acudir a las fuentes.

Piscolabis librorum. Glosas del presente a través de libros, aparentemente, de antaño. Por  Galderich

Finalmente debe contactar a las personas respeonsables de esos blogs para comunicarles que también han recibido este preimo

Ya está hecho.

Muchas gracias


El atentado de Mateo Morral contra Alfonso XIII

Calle Mayor de Madrid, en el recuadro, la mitad de una placa estereoscópica tomada tras el atentado de Mateo Morral contra Alfonso XIII (Liborio Porset/Archivo Ragel, 1906-Ricard Martínez, 2011)
El 31 de mayo de 1906, desde la ventana de una fonda de la calle Mayor, Mateo Morral -viajero, anarquista, bibliotecario y escritor- lanzó una bomba escondida dentro de un ramo de flores, al paso de la comitiva de Alfonso XIII y Victoria Eugenia, que acababan de casarse. Los cables del tranvía hicieron errar el tiro.


Mateo Morral (Sabadell, 1880 - Torrejón de Ardoz, Madrid, 1906). Fotografía del cuerpo de Mateo Morral, suicidado, expuesto en el Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz junto al cuerpo del Guarda Jurado Rural al que previamente había matado, el 2 de junio (fuente).

    El atentado causó la muerte de muchas personas. Pero además, dio lugar a una conocida foto-trofeo. Mateo Morral pudo escapar, pero fue descubierto dos días después en Torrejón de Ardoz, gracias a lo que ahora se llama colaboración ciudadana. Un guardia jurado -lo que ahora conocido como segurata- lo acompañó hasta el cuartelillo. por el camino Morral pudo matar al guardia y, a continuación suicidarse. 

    Los cadáveres de Fructuoso Vega, el guarda jurado, y de Morral, fueron expuestos en el Ayuntamiento de Torrejón. La prensa pudo así fotografiar a Morral, quien aun parecía desafiar a los captores de un cuerpo inerte. Sus pómulos marcados delataban la dureza de los días previos al atentado.


    LA COLUMNA VENDÔME, LAS FOTOS Y EL FUTURO


    Los ciudadanos de la Comuna de París desfilan para ver la estatua de Napoleon que coronaba la columna Vendôme, tras su derribo, el 16 de mayo de 1871 (Bruno Braquehais/BnF 1871-Ricard Martínez, 2011).

    Las fotos siempre se toman en pasado. Cuando la cámara hace clic y cierra el obturador, ya han sucedido. Pero se ven siempre en el futuro. Es allí donde se encuentran con el observador. 

    También es allí donde las ha visto el fotógrafo. Pues, de alguna forma las ha previsualizado y se ha adelantado unos pasos a lo que iba a suceder ante él y la cámara.

    Las fotos son una promesa de futuro.


    Miembros de la Guardia Nacional Federal se retratan ante la Columna Vendôme durante los trabajos de preparación para el derribo de la misma. (Bruno Braquehais/BnF, 1871- Ricard Martínez, 2011)

    La instalación fotográfica Runa, también en Google Street View


    RUNA, fue nuestra primera instalación fotográfica en el espacio público en 2008. Ahora también está en el paisaje electrónico de Google Street View. De esta forma se convierte en una instalación virtual efímera, que durará hasta que Google actualice la imágenes de esa zona. (Ricard Martínez/Arqueologia del Punt de Vista-Google, 2013, con una captura de Google Street View de setiembre de 2008)

    Calle Plana, 5. Campos. Teruel. Álbum de familia.

    La pereza. Lo evidente. Lo fácil. Materiales con los que construir una narración. Décadas saliendo del umbral de casa, avanzando un par de pasos para enmarcar la misma calle. ¿La misma calle? Y disparar. Un punto de vista sobre el que se pliegan estratos de lugar, sobre el que se tratan de anclar vidas. Una ilusión.