The Smiths Project. Dibujos a lápiz de las canciones de los Smiths

Antes me ha preguntado usted si sigo haciendo fotografías...
Así es...
Pues bien, acabo de hacerle una sin cámara, y no está nada mal... La linea de sus gafas, perfectamente paralela a la parte superior del marco que hay detrás de usted, es sorprendente... No podría dejar pasar tan admirable simetría... ¡Si, ya está hecha!... ¿De qué estábamos hablando?
Pierre Assouiline, Cartier-Bresson, El Ojo del siglo



Well I Wonder. The Smiths, 1985.

No es necesario tomar fotos para hacer fotografía. Basta con hacer significante la mirada de algún modo. Como cuando Henri Cartier-Bresson interrumpe a su interlocutor durante una entrevista.

Tampoco se precisan fotos para hacer refotografía. Es decir, para ser consciente que se está observando desde el mismo lugar en que ya lo ha hecho alguien antes. Un ejemplo de ello es The Smiths Project. En esta experiencia, Janice Whaley ha dibujado con lápiz —a capella— cada una de las canciones que hicieron los Smiths con filigranas de pintura acrílica en los ochenta.

Well I Wonder. Janice Whaley, 2010.

11S. El ciudadano como proyectil.

Combatientes heridos en el frente ante el monumento a Rafael Casanova, 11 de setiembre de 1936 (Ricard Martínez-ANC/ Fons Brangulí Fotògrafs)

El 11S es una fecha con muchos estratos, como una ciudad poblada durante milenios. Las fotos  que acompañan esta entrada corresponden a una de esas capas. Concretamente la de 1936. No hacía ni dos meses que se habían pegado tiros por toda la ciudad. Y se seguirían pegando por todo el Estado durante unos años. Hasta que los proyectiles solo fluyeron en una sola dirección y todo el país quedó cautivo de una dictadura. Pero, las fotos de esta conmemoración de la Diada de 1936, revelan que la gente no quiere tiros. O, al menos, quiere olvidarse de ellos por un rato. 

Niña vestida de República accediendo al pie del monumento a Rafael Casanova. 11 de setiembre de 1936. (Ricard Martínez-ANC/ Fons Brangulí Fotògrafs

Más adelante vendrían otros 11S. En los más significados se siguieron produciendo lanzamiento de proyectiles y limitación de libertades. Hoy se conmemoran todos ellos. Ahora que sabemos que los proyectiles pueden incluso estar repletos de ciudadanos.

 
 Un grupo de ciudadanos al pie del monumento a Rafael Casanova. 11 de setiembre de 1936. (Ricard Martínez-ANC/ Fons Brangulí Fotógrafs)